inteligencia emocional

LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

El concepto de Inteligencia siempre se ha entendido como aquellas capacidades cognitivas relacionadas con el pensamiento abstracto, científico y académico. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha consolidado otras acepciones más amplias de este concepto, como las propuestas por R.J Stenberg, H.Gardner o D. Goleman. En esta entrada nos vamos a centrar en la teoría de la Inteligencia Emocional de D. Goleman.

En los años 90 Daniel Goleman popularizó el término de Inteligencia emocional. Esta se refiere a la capacidad humana de conseguir el éxito personal en las distintas facetas de la vida.
Este deseable éxito se conseguiría a través de logros como es saber comunicamos de forma eficaz con nuestro entorno, tener auto-motivación para conseguir aquellos objetivos que nos proponemos, poder solucionar los conflictos interpersonales que nos afectan de forma satisfactoria, y tener una buena adaptación al medio.

Contrariamente a lo que muchas personas piensan, tener un elevado Cociente Intelectual o una buena posición económica no es condición suficiente para garantizar el éxito en la vida. Además es imprescindible desarrollar una buena base intelectual que nos permita nuestros solucionar problemas personales de forma satisfactoria. De hecho, todos conocemos ejemplos de personas aparentemente exitosas, que son profundamente infelices y que siempre se están quejando de cualquier pequeño contratiempo y, por el contrario, personas cuya vida ha sido objetivamente ardua y dificil que muestran una actitud mucho más positiva y feliz. Estas últimas posiblemente tengan una Inteligencia Emocional mucho más elevada que las primeras.

Aunque hay emociones que son innatas y universales, como pueden ser la alegría, tristeza, ira, enfado, etc., estas se van a manifestar de una manera u otra según  nuestro propio temperamento, los modelos sociales que veamos en nuestro entorno, la educación que recibimos y con los aprendizajes que realizamos a través de nuestra experiencia. De este modo, desde que somos niños  vamos desarrollando, modificando y consolidando nuestros estilos emocionales.

Por este motivo, familia y escuela deben enseñar a los menores a conocer sus necesidades y emociones, convivir y manejar los sentimientos positivos y negativos, y  desarrollar la empatía hacia el prójimo.
Es tan negativo el sobreproteger y mimar en exceso a un niño, de manera que siempre satisfaga sus deseos sin tener en cuenta al resto, como mantener una relación fría donde no haya cabida a la expresión de los sentimientos.

La enseñanza de una buena inteligencia emocional aumentará las probabilidades que criar futuras generaciones con una buena salud mental y con relaciones interpersonales positivas y sanas.

Enlaces de interés:

Conferencia TED: Daniel Goleman-Inteligencia Emocional

Redes: Aprender a gestionar las emociones

Actividades para desarrollar la inteligencia emocional en EI

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *