personalidad

La interacción social y el desarrollo de la personalidad

El concepto de personalidad se define como la organización, consistente en el tiempo, de las características psicológicas, físicas y sociales que posee una persona, que lo hace único con respecto al resto. Esta se compone de dos elementos: el temperamento (de origen biológico) y el carácter (de origen social). 

Desde las Teorías constructivistas, la sociología y la psicología clínica se plantean cuestiones  sobre qué aspectos de la personalidad se ven condicionados de forma directa según el tipo de interacción que tengamos. Veamos algunos de los aspectos de la personalidad influenciados por la interacción humana:

  • Los estilos cognitivos: El concepto estilo cognitivo se refiere a la relación que existe entre la inteligencia y la personalidad, es decir, cómo procesamos la información que recibimos. Este se puede ver en dimensiones tales como la impulsividado reflexividad al dar una respuesta..Es indispensable que haya una buena interacción social en este aspecto en edades tempranas (Educación Infantil, y primeros tramos de Educación Primaria), ya que el estilo cognitivo de una persona sufre pocas variaciones a partir de la adolescencia.

  • Las Habilidades Sociales: Las habilidades sociales se pueden definir como aquella conductas o destrezas que son necesarias a la hora de relacionarse o interaccionar con otras personas. Esto incluye la manera en que uno expresas sus sentimientos, deseos, opiniones o derechos propios. Estas dependen de la calidad en las interacciones recibidas; el nivel de socialización adquirido; lo significativo que hayan sido los intercambios comunicativos, y del éxito social alcanzado tras la realización de aquella conducta.

  • El autoconcepto y la autoestima: el autoconcepto se define como el juicio e imagen que tenemos sobre nosotros mismos. Este engloba aspectos físicos, psicológicos , sociales y morales. Este implica juicios descriptivos y juicios de valor . Ese juicio de valor que hacemos hacia la propia persona se definiría como autoestima. Tanto el autoconcepto como la autoestima reciben un fuerte impulso de la interacción y de la actitud que las personas más significativas para el niño tengan con el mismo.

  • El desarrollo moral: la moral se puede definir como las reglas y posicionamientos por los que se rige el comportamiento de una persona en una sociedad. Esta se transmite desde la infancia a través los llamados “agentes socializadores”, como son la familia, la escuela, el entorno social, los medios de comunicación, etc. Por este motivo, es otro aspecto de la personalidad que que está ligado a la interacción que el niño desarrolle con su entorno.

  • La motivación: la motivación se define como algo que anima y produce interés en una persona para actuar o realizar algo. Esta se divide en motivación intrínseca ( el incentivo es la actividad misma que vamos a realizar) y motivación extrínseca (el incentivo por hacer algo viene por recompensas externas) . La implicación familiar, de los maestros, y de los compañeros determina la motivación extrínseca de forma directa, y la motivación intrínseca de forma indirecta.

  • Regulación emocional: se podría definir como la toma de conciencia entra la emoción existente, el pensamiento y la conducta. Esta se aprende desde la niñez, según coherencia educativa que haya entre los agente educativos del niñ@ (familia, escuela, sociedad…).

    Referencias Bibliográficas y Enlaces de interés:

    POZO, J. (2010).TEORÍAS COGNITIVAS DEL APRENDIZAJE. FACULTAD DE PSICOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID. EDICIONES MORATA, S. L. DÉCIMA EDICIÓN. MADRID, ESPAÑA

    DIÁZ AGUADO, M.J (2006): DEL ACOSO ESCOLAR A LA COOPERACIÓN EN LAS AULAS. PEARSON, PRENCICE HALL. MADRID

    COLL, C. (2000): CONSTRUCTIVISMO E INTERVENCIÓN EDUCATIVA. EN EL CONSTRUCTIVISMO EN LA PRÁCTICA. ESPAÑA, EDITORIAL LABORATORIO EDUCATIVO.

    Rafael Bisquerra, Regulación emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *